152014Ene
El Drenaje Linfático: qué es y para qué sirve

El Drenaje Linfático: qué es y para qué sirve

El drenaje linfático es una técnica de fisioterapia que consiste en un masaje específico de presión suave, con ritmo lento y repetitivo, que no produce enrojecimiento ni dolor, ya que se hace de una forma muy delicada. Tiene efectos calmantes y relajantes, mejora la circulación, el automatismo y relajación de las fibras musculares.

Esta técnica se basa en la activación del sistema linfático, el cual es el encargado de recoger los productos de desecho (proteínas, restos celulares, grasa…) del organismo, transportarlos por el intersticio a través de la linfa, hasta el torrente sanguíneo. Éste sistema devuelve el 60% del líquido que filtra en los capilares sanguíneos a los espacios intersticiales durante el metabolismo normal.

Este método es muy indicado para las personas que sufren retención de líquidos, hinchazón de pies (más frecuente en verano) o abdomen, o sensación de pesadez en piernas, brazos, etc. Además de solucionar todos estos problemas le aportará una gran sensación de bienestar, ya que se trata de maniobras suaves, lentas e indoloras.